Eugenia Lerner
Circulo ChamanicoActividadesSanacionArticulosEugenia Lerner
 
 

"Huna" significa "El Secreto" 

ã  Serge Kahili King 2007

Traducción: Silvia Sanguineti

 

Es cierto que existe un proceso secreto que permite lograr toda la salud, riqueza, felicidad y éxito que puedas haber deseado alguna vez. Lo gracioso es que nunca ha sido un secreto.

Como se descubrió hace una cantidad de tiempo inimaginable, la mejor manera de mantener un secreto consiste en contárselo a todo el mundo, una y otra y otra vez de muchas maneras diferentes, hasta que la gente deja de prestarle atención y lo olvida. Entonces alguien "redescubre" el secreto y su existencia genera entusiasmo hasta que se convierte en una noticia vieja y es olvidado una vez más.

Posiblemente, la forma más antigua del proceso secreto se encuentra en Huna, un nombre conveniente dado al antiquísimo conocimiento esotérico de la Polinesia. En Hawaiano la palabra ka huna en realidad significa "el secreto." Es interesante hacer notar que esta palabra tiene la connotación de algo difícil de ver, no de algo que se intenta mantener oculto. El proceso en sí mismo está descripto en el proverbio Hawaiano, Makia ke ali'i, ehuehu ka ukali (literalmente, la concentración es el guía, la energía es el seguidor), que yo traduje por primera vez en mi libro Mastering Your Hidden Self, de 1985, como "la energía fluye hacia donde va la atención".

En otras palabras, para lograr todos tus deseos, mantén el foco en lo que quieres y no en lo que no quieres, una versión del secreto expresada con frecuencia en los Libros de Seth, de Jane Roberts. Otras versiones del proceso secreto pueden encontrarse en el Viejo y Nuevo Testamento de la Biblia, en las Escrituras Budistas y Taoista, en los Yoga Sutras, en la poesía Sufi y por supuesto en los trabajos de escritores más modernos tales como Wattles, Hill, Emerson, Holmes, y muchos otros. La versión Hawaiana del secreto tiene una cosa buena: incluye instrucciones específicas para ponerlo en práctica. Estas instrucciones pueden encontrarse en las raíces de una palabra Hawaiana poco comprendida: haipule.

El diccionario Hawaiano Pukui-Elbert define haipule como "religioso, devoto, piadoso, reverencial, rendir culto, ofrecer plegarias o servicios, consagrar un heiau (templo tradicional), y un servicio de la iglesia," pero esta es obviamente una interpretación Cristianizada de la palabra Hawaiana. Es más probable que su significado original como palabra completa esté basado en la palabra hai (ofrecer) más pule (plegaria, bendición, hechizo). Esto es, haipule es un término relacionado con un proceso para hacer que sucedan cosas buenas.

El proceso real, de acuerdo con mi tío Hawaiano, William Kahili, se encuentra en el significado de las raíces de la palabra. Más precisamente, las raíces describen cuatro formas de mantener un foco positivo, que es el ingrediente clave del secreto.

Ha, significa "vida, respiración, espíritu."

Respira profundo y suscita excitación emocional mientras piensas en aquello que quieres, o al menos siéntete tan positivo y feliz como puedas. Cuando pierdas el foco, respira profundo para volver al momento presente y comienza otra vez.

I, significa "hablar."

Pronuncia las palabras que describen lo que quieres, en voz alta o en silencio. Cuando te encuentres hablando negativamente respecto de lo que quieres, detente, respira y vuelve a expresar lo que quieres.

Pu, que significa "emitir, aparecer como humo."

Esta es una descripción poética de la imaginación. Imagina lo que quieres con la mayor cantidad de detalles sensoriales que puedas. Cuando te des cuenta que estás imaginando lo que no quieres, detente, respira e imagina nuevamente lo que quieres.

Le, una forma abreviada de lele que significa, básicamente, "mover."

Cuando estés pensando o hablando sobre lo que quieres, adopta una postura positiva y muévete de manera confiada. Cuando te encuentres con sentimientos de depresión, impotencia o desilusión respecto de lo que quieres, detente, respira profundo y cambia tu postura o la manera de moverte para que sea más positiva y confiada.
No es necesario hacer todo esto cada vez que piensas en lo que quieres, pero cada técnica refuerza la otra y te ayuda a mantener una expectativa positiva.

Así que esto es. El secreto se ha develado. O, como hubieran dicho los ancianos Hawaianos,

Ahuwale ka nane huna

"Lo que era secreto ya no está escondido"

(de 'Olelo No'eau, por Mary Kawena Pukui)